La peste o plaga silenciosa; las truchas en jaque


La verdad es que no sabía qué título poner, pero visto lo que dicen ya en otras latitudes y lo que ya estamos constatando por algunas zonas de nuestra geografía, creo que no me quedo corto. Sí, la peste o plaga silenciosa; las trucha en jaque a consecuencia de la introducción de un pez pasto. ¿Un pez pequeño que acaba con los peces grandes?…

El pez pasto sobre el cual vamos a comentar, tiene diversos nombres dependiendo del territorio: piscardo, veró, foxino, vairón. Para que no tengamos confusión, estamos hablando de Phoxinus sp. Hay diversas especies en nuestro territorio, entre ellas por ejemplo el Phoxinus bigerri y el Phoxinus septimaniae, los cuales vemos cada vez con mayor facilidad en multitud de aguas, tanto en lagos de montaña, como en ríos en los cuales antes era del todo inexistente.

Cuando comentamos el tema con diversos aficionados a la pesca, en un porcentaje elevado no muestra a priori preocupación alguna, es más, ven un éxito que estos peces estén en el ecosistema. Por regla general, la falta de información sobre los riesgos conduce a esta visión. ¡¡Las truchas se los comen y se hacen más grandes!!” “¡¡a más comida más truchas!!”. Hay una pequeña u puntual parte de certeza en esta aseveración, pero no es oro todo lo que reluce.

Para visualizar mejor lo qué ocurre en una masa de agua antes y después de la llegada del nuevo colonizador, vamos a identificar todo el proceso en 5 fases:

Fase 1: El pez pasto todavía no ha sido introducido

En esta primera fase podríamos ver lo que sería una masa de agua, río o lago, en el cual solo está presente la trucha y los macroinvertebrados, fuente básica, aunque no única, de la alimentación de la trucha. La población de trucha se regula por sí misma, habiendo siempre una proporción adecuada de adultos, juveniles y alevines. Todos disponen de sustento (macroinvertebrados) y la lucha por la supervivencia entre ellos hace el resto.

Fase 2: se introduce el Phoxinus

El Phoxinus, una vez introducido, suele empezar a colonizar las zonas menos profundas, las orillas de los ríos, las zonas más calmadas. Este pez no le gusta el agua muy rápida, busca siempre zonas lentas. En lagos su tendencia natural es ir a zonas orilladas. Ahí se alimentará y empezará a competir con los alevines de truchas por el mismo alimento, los macroinvertebrados. Empieza su colonización. Los juveniles de trucha y las grandes truchas no dudarán un instante en acometer ataques para devorar estos peces. Sí, van a formar parte de su dieta. Empezaremos a ver truchas de mayor porte.

Fase 3: el número de ejemplares de Phoxinus crece de forma rápida

Los alevines de trucha empiezan a tener enormes problemas para alimentarse. Un enjambre de cientos, miles de estos pequeños peces, pero ya adultos en su caso y, del mismo tamaño que los alevines de trucha, compiten enérgicamente por la comida, sí, por los macroinvertebrados. Tampoco desdeñan las puestas de la trucha. Su mayor número empieza a torcer las aletas de las pintonas.

Fase 4: los Phoxinus ya son mucho más importantes en número que cualquier otro pez en ese ecosistema.

Los alevines de trucha no pueden prosperar. Ya hay muchos más phoxinus, los alevines de trucha no pueden competir por su comida. La freza de la trucha se pierde con enorme facilidad, cesa el reclutamiento de nuevos ejemplares. Ya solo sobreviven los ejemplares adultos de trucha. Son los últimos instantes antes de desaparecer.

Fase 5. Las truchas desaparecen

Se ha roto la estructura poblacional de truchas. Sin freza se cesa el reclutamiento. Las truchas adultas irán desapareciendo. La peste silenciosa en forma de pequeño pez acaba con las poblaciones de trucha. Son muchos miles más que ellas, tienen una gran voracidad, ganan la guerra por la supervivencia.

Por desgracia, la perdida total de truchas ya se ha constatado en diversas aguas, y el descenso alarmante en otras ya es una evidencia. Cito como ejemplo un caso conocido en Pirineos, aunque hay muchos más, pero este ejemplariza lo aquí comentado. El proyecto LIFE LimnoPirineus ha estado trabajando en un pequeño lago, L’Estany Closell. El lago tenía truchas, aunque estas y en honor a la verdad también fueron llevadas por el hombre. Hace unos años, no hay fecha concreta, alguien introdujo hace unos años en el lago el Phoxinus. Este empezó con el proceso de colonización anteriormente mencionado. La trucha sucumbió al proceso que hemos explicado, llegó a fase 5 y desapareció. El Phoxinus siguió con su tenaz voracidad, además, sin apenas enemigos naturales. Acabó con buena parte de los macroinvertebrados existentes, los cuales eran los encargados de mantener en un estado óptimo la calidad del agua (visibilidad, turbidez..) aparte de dar sustento alimenticio a las truchas. Este proyecto se ha focalizado en erradicar el Phoxinus de esa masa de agua. El resultado lo podéis ver en el siguiente enlace. Como se suele decir, y nos va de perlas en este caso, “no hay color”.

Enlace artículo el periódico: https://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20151125/estany-closell-alt-pirineu-recupera-transparencia-limnopirineus-4701329

Cada río, cada lago o embalse tiene sus peculiaridades. Las consecuencias pueden ser más severas, cortoplacistas en algunas, y más lentas o débiles en otras, pero el avance de la que llamaos “plaga o peste silenciosa” es muy complejo de parar. Y como indicaba, los estudios que se están realizando en muchos ríos y lagos lo constata. Reitero, son muchos, demasiados, los lagos e ibones del Pirineo en los cuales estamos viendo un retroceso de las poblaciones de trucha. Un importante número están en la fase 3 aquí indicada, algunos en la 4, y otros ya han llegado por desgracia a la 5. Y lo mismo está ocurriendo en ríos, donde los Phoxinus, pero también los alburnos, están poniendo en jaque a nuestras pintonas.

El avance de los peces pastos es mucho más general. Podríamos citar en el mismo sentido al alburno. Son muchas las masas de agua, por ejemplo embalses, en los cuales hemos visto una drástica reducción de los peces digamos “deportivos”. Los peces pasto tienen un gran efecto depredador sobre la comida que casi todo alevín de pez necesita, desde el black bass al lucio, esos famosos macroinvertebrados…

¿Qué podemos hacer?

  • De todos depende que esto no vaya a más. Por un lado, divulgar esta información para que aquellos, que sin maldad en muchas ocasiones, sueltan estos peces al agua con la esperanza de tener más truchas y de mayor tamaño, cesen de hacerlo, o por desgracia, como vemos, el resultado será inevitablemente el declive de éstas, justo lo contrario al fin buscado.
  • Implicación y compromiso de sociedades de pescadores. Una buena comunicación de los pescadores que visitan las zonas de pesca; carteles informando sobre el perjuicio de esta práctica. También solicitando y colaborando con planes de minimización del número de ejemplares.
  • Solicitando a la Administración controles y acciones para restablecer el equilibrio.

Finiquitando.

He participado y participo siempre que me dejan, en acompañamientos de censos y muestreos de peces. He visto y estoy viendo, zonas de pesca en las cuales hace tan solo unos pocos años, en algunos casos menos de cinco o diez, disponían de una densidad de truchas aceptable u óptima. Y he visto y estoy viendo el declive de muchos tramos de ríos, lagos y embalses que coincide justamente con la aparición de estos peces pasto. Sí, el pez pequeño está ganando la partida en muchas canchas de juego.

Algunas referencias al respecto:

Os adjunto un par de enlaces, pero en ellos podéis ver y acceder a abundantes trabajos, ya no solo de la afectación del phoxino sobre la trucha, sino del impacto de otras introducciones y afectaciones al respecto.

Texto: Ferran Llargués

NOTAS: Este texto está enfocado a pescadores y curiosos del mundo de los peces. No es un tratado científico, algo que se escapa de mis competencias, pero si ha sido revisado por Enric Aparicio, Doctor en Biología y experto reconocido por sus trabajos sobre peces. Suyas son las representaciones de este escrito y a él agradezco buena parte de la información al respecto.

El piscardo está presente de forma natural en el norte de España. La especie y las densidades bajas en los ríos que habita le hace convivir con otros peces de esas zonas.

Categorías:Artículos, ColaboradoresEtiquetas: ,

19 comments

  1. Una síntesis de un gran problema , en nuestra zona los alburnos esta haciendo la misma labor .

    Me gusta

  2. Muy interesante Ferrán… Lo podríamos extrapolar alalburno en el hábitat del barbo. La gran diferencia es que el barbo tiene mayor capacidad de adaptación a las transformaciones de su medio que la trucha. Hablo sobretodo en embalses. En ríos ya es otra cosa… Ahí gana el alburno por goleada, arrasando con las puestas del resto de especies. Por el sur tenemos claro que es un problema sin solución. Estamos espectantes observando el imparable cambio y cruzando los dedos porque los autóctonos sobrevivan a este drástico cambio. Estoy haciendo el seguimiento muy de cerca de varios embalses en los que estoy observando las fases y de momento he notado un aumento desmesurado de la voracidad de los barbos y creo que están manteniendo a raya la expansión del alburno. Del resto de autóctonas no puedo decir lo mismo… Las bogas han dejado de verse en el minuto uno…

    Me gusta

    • Pues sí, el alburno es otro enorme competidor para la trucha, y según que zonas para el bass. Esto es algo que hemos constatado ya en muchos embalses. Su minimización se hace indispensable, pero para ello hacen falta brazos y recursos. Con la publicación de este escrito me ha llegado la propuesta de una sociedad para ver si se puede armar un plan de choque. En ello estamos. De salir informaré de todo ello, por ahora todo son buenas intenciones.

      Me gusta

  3. Muy interesante, siempre había creído que estos pequeños peces eran beneficiosos para las truchas , como peces pasto.

    Me gusta

    • Ocurre lo mismo con el alburno y sus afectaciones para otras especies. El piscardo en el norte de España convive con la trucha y otros peces, sus densidades son bajas. Pero en las zonas que se está introduciendo está siendo muy perjudicial. Todavía no es un problema muy asimilado por pescadores y Administración, pero por desgracia ahí están los ejemplos.

      Me gusta

    • Felicidades por el artículo Ferran. Descaradamente yo también era de esos ilusos que equivocadamente, asociaba la presencia de estos pequeños, a un estímulo positivo, una nueva y prolífera fuente de alimento, que solo les podia “hacer bién” a las poblaciones de trucha, sin pararme a pensar como podia afectar a los alevines. Tal cual lo comentábamos ayer. Un abrazo.

      Me gusta

  4. Muchas gracias Ferran, desconocía la gravedad del asunto. Un gran artículo.

    Me gusta

  5. Este pez vive hace mas de 40 años en los lagos del pirineo.Fue introducido,vive en las orillas de estos.Lo conozco muy bien.Tabien esta en el rio Gallego y afluentes del mismo.Pienso personalmente que la trucha alevin no prospera por la gran cantidad de sal ,que llega a los rios procedente de las carreteras,asi como de la legia y vertidos sin control que todavia llegan a estos.Analizen el agua y diganlo publicamente.

    Me gusta

    • Gracias por comentar. Ya hay ibones que están muy tocados y enfermos, esto está constatado Enrique. Sobre la sal de carreteras y sus efectos en el río aparte de lo que muchos intuimos, no he leído informes específicos, con ello no quiero decir que no existan. Pero controles de calidad de agua se hacen por parte de organismos de cuenca, has mirado si la CHE tiene publicados de las zonas que más te preocupan?. Un saludo

      Me gusta

    • Los ecosistemas acuáticos de la Península son un tesoro muy delicado. Existen especies que son endémicas (únicas en el mundo) de una sola cuenca e incluso de un par de ríos (casos como el de Achondrostoma salmantinum). Lamentablemente muchos ríos y masas de agua tiene un futuro irreversible y los pocos que quedan llevan mal camino. No me gusta ser pesimista pero visto lo visto a las administraciones, ecologistas y muchos pescadores poco les importan estas especies con escamas tan valiosas…

      Me gusta

  6. Excelente artículo, Ferrán. Este tipo de informaciones hace que este blog sea único en su especie, ¡esperemos que no se extinga :-)!

    A mi también me gustaría participar alguna vez en una actividad de muestreo o saneamiento de nuestras masas de agua, así que si se necesita gente no dudes en darme un toque.

    En lo que respecta a la temática del artículo, me ha sorprendido enormemente, ya que siempre había pensado que el piscardo convivía perfectamente con la trucha, juraría haberlos visto “en armonía” en La Rioja de mi infancia…

    Un saludo,
    Pablo

    Me gusta

    • Bueno, no tengo fecha de caducidad, pero eso de vivir eternamente creo que no. Pero sería fantástico que alguien lo mantuviera.

      Sobre el piscardo, en la zona de Asturias hay una especie que por lo leído siempre estuvo ahí, aunque también he leído quien lo cuestiona.

      Puede que salga un proyecto que requerirá de manos 😉

      Me gusta

  7. Me parece haber pinchado muchos de estos bichos hace un par de años en Alos…los devolvi todos. Lo recuerdo porque me llamó mucho la atención que peces tan pequeños atacaran moscas proporcionalmente grandes para ellos…

    Me gusta

  8. Buen artículo, esto sucede en los tramos medios de ríos tan importantes como el Esla en Leon, los alburnos los han colonizado completamente y cada vez se ven menos barbos en las corrientes porque como aquí explicas son competidores implacables de cualquier otro alevin… en fin, malos tiempos para las especies autóctonas

    Me gusta

    • Gracias por tu aportación Paco. Lamento leer lo que le ocurre al padre Esla. Pero entre todos podemos y deberíamos dar luz a este grave problema para que todos puedan tomar decisiones lo más acertadas posibles.

      Me gusta

Si te ha gustado ¡¡deja un comentario!! se agradece la interacción ;-)

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

MUNDO RELATOS

Consejos de escritura, reseñas de libros y análisis literarios.

More Than Flies

Porque la pesca a mosca es mucho más que una cuestión de moscas

thefeatherbender

The aim of this blog is to connect fly-tyers all over the world, to share, techniques, patterns, information and knowledge.

Remontando Ríos

Un espacio para apasionados de la pesca con mosca, amantes de los ríos, y la pesca sin muerte

Escamas

Un espacio dedicado al mundo de la pesca

Toni M.C. Fishing

Blog de pesca deportiva en mar y agua dulce

Pesca a Mosca

La pesca con mosca (fly fishing) narrada y fotografiada por un aspirante a soltador de peces. Montaje de moscas artificiales (fly tying), equipo, conservación...

DE PESCA A MOSCA Y NUESTROS RIOS

Un espacio para apasionados de la pesca con mosca, amantes de los ríos, y la pesca sin muerte

Cul de Canard - Fly Fishing Blog

Un espacio para apasionados de la pesca con mosca, amantes de los ríos, y la pesca sin muerte

A %d blogueros les gusta esto: