Carpas, barbos y truchas en la misma jornada

Poder compartir una sesión de pesca con un amigo es, ya de por sí, un motivo de alegría. Y más de frustrarse por un tema u otro varias salidas juntos. Pero además, cuando propones un cambio de última hora respecto a la zona, llevando ya las botas puestas; que se pesque lo que no se espera – especies – es como aquello del póquer, que si además de jugar ganas es ya la re-hostia. Y ese día, jugamos y ganamos los dos.

Esto es lo que nos sucedió a Joan Carles Navarro, alias “Juan Karp” y a un servidor. Tras quedar en un punto determinado y ya con los bártulos puestos, decidimos hacer un cambio de zona, ya que Juan Karp llevaba ahí una hora y no tenía claro la situación del estado de los peces ese día. Breve discusión sobre dónde ir, ok inmediato y rumbo a unos pocos kilómetros de la zona.

El objetivo del día eran los barbos y carpas. Creo no tardamos más de 10 minutos, de hecho fueron los primeros lances de ambos, que cada uno prendió un barbo. Inicio de aquellos intensos. Luego carpa y varios barbos más, de aquellos complicados, afincados debajo de un árbol en la orilla opuesta. Lances rodados, múltiples ataques de diversos ejemplares – se molestaban entre ellos – que nos dieron otras capturas. Barbos pequeños, medianos y de tamaño hermoso. Qué bonito es ver un río con peces de talla tan distinta.

En un tramo determinado, mientras estábamos disfrutando del final del encuentro Joan Carles me suelta un “ya podrían haber truchas por aquí, nunca he pescado ninguna, pero el sitio tiene potencial…” contestación, “yo tampoco he visto ninguna, solo barbos y carpas” pues nada, el día tenía que regalarnos más sorpresas. Al cabo de diez minutos los gritos de Joan Carles bociferando “¡¡trucha, trucha!!” eran de esos de “¿me toma el pelo?” o lo peor, en plan buen rollo “¿será verdad, será capaz de restregarme una trucha by de face…?” pues sí, en la sacadera una trucha de porte mediando 🙂

Pues nada, alegría al canto por lo que creíamos anécdota. Y digo creímos, porque ante la motivación del momento nos concentramos en el tema, y ya se sabe, si pones los sentidos en lo que haces… ;-). Y así, durante una media hora conseguimos levantar otras cuatro, todas de talla justa, pero ya crecerán, esperemos…

Resumiendo, una sesión llena de aciertos en todos los sentidos. Tres especies deportivas juntas, de diverso tamaño y todo ello concentrado en unas pocas horas.

Un saludo y que las próximas jornadas os den tantas satisfacciones o más como las nuestras 😉

2 Respuestas a “Carpas, barbos y truchas en la misma jornada

Si te ha gustado ¡¡deja un comentario!! se agradece la interacción ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s