4 de marzo de 2015; muere una gran trucha

Hace bastantes años publiqué en un anterior blog una foto de una pintura del románico que ahora, mira por donde, me va al pelo para comentar la reciente noticia del hallazgo de una gran trucha en el Noguera Pallaresa.

Esta pintura pertenece a la iglesia de Sant Joan (siglo XI) de Boí. Según leí en su momento “recrea la imagen de un ser fantástico que se come un pato”. “¡¡Pero vamos!!” se nota que quien escribió eso le faltaba la imaginación y el alma de un “homus-pescatore”. Yo tardé más bien poco en tener claro – faltaría más – que eso era una gran trucha comiéndose un pato. Podéis ver el original en el Museu Nacional d’Art de Catalunya de Barcelona. En la iglesia, esta pintura la tenéis situada en la nave central (reproducción).

Truita edad mitja Taüll

Imagen de la Iglesia de Sant Joan (Boí)

Encontrar una trucha de grandes dimensiones, como la desdichada del Noguera Pallaresa alegra el corazón, no por su fallecimiento, claro está, sino al poder constatar que a pesar de todos los pesares tenemos ríos que pueden dar cobijo a buenos ejemplares.

Esta trucha que soltó la vida el pasado día 4 de marzo en la Conca de Dalt (Pallars Jussà) sería merecedora de algún recuerdo. Le calculan 11 años de edad, una gran longevidad para los problemas que ha debido lidiar. Su peso, más de 7 kilos, con una dimensión de 88 cm.

De tanto en tanto podemos ver publicadas fotos de grandes truchas. En el río Najerilla se sacó una de unos 10 años, que dio un peso de 10,2 kilos para un tamaño de 97 cm. La mayoría de estas truchas, diría que en el 90% de los casos han pasado a otra vida. Hermosos truchas que con su muerte se truncaron nuevas generaciones de congéneres.

Nuestras truchas no lo tienen fácil, nada fácil para superar los obstáculos del día a día. Por un lado alteraciones de caudales, encauzamientos, contaminación, depredadores de diversa índole. Los propios pescadores hemos pasado de pescarlas desde la orilla a meternos con el agua al cuello. También utilizamos mil artilugios para perseguirlas; patos, kayak, barcas, tablas (hace un tiempo vi un pescador en tabla tipo surf pescando en un embalse). A esto añadirle los más ingeniosos señuelos y líneas para pescarlas a la profundidad que sea. No hay rincón en el cual el ser humano no pueda meter mano.

Hace unos días pregunté a un experto sobre cuál debe ser el techo en cuanto a dimensiones y edades de las truchas mediterráneas. Parece que más de 10 años, más de 100 cm, más de 10 kilos sería algo plausible. De hecho en lo que se refiere a la especie hay documentados ejemplares por encima de esos datos. No obstante, cuesta encontrar registro de peces de cada zona.

RECORD MUNDIAL

Récord de marmorata (Eslovenia). 22 kilos de trucha

A lo largo de mi jornadas de pesca he visto y sigo viendo truchas de buen porte. Algunas de ellas han sido bautizadas, otras estoy pendiente de hacerlo. Una vez más sigo recordando a Wolfred, una de esas truchas de gran porte que tuve la oportunidad de pescar. Ella pereció con un desembalse arrastrada o enterrada en lodos.

Seguiremos acudiendo al río con la ilusión de poder ver y tentar a peces de ese porte. Llegado el caso, si tenéis la oportunidad de acariciar esas escamas, recordar, seguir apostando por la pesca sin muerte, demos la oportunidad de vivir a esos grandes ejemplares.

Empieza la temporada. Deseo de todo corazón, con la máxima sinceridad que la temporada sea bondadosa para vosotr@s.

Un saludo y por supuesto, buena pesca…!!!

Si te ha gustado ¡¡deja un comentario!! se agradece la interacción ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s