Hormigas, esas amigas que alborotan a los peces…

Hace muchos años, en mis inicios en esto de la pesca con mosca, tuve una tarde de pesca entre gloriosa y odiosa. Todo sucedió en el río Cardener, en un tramo de pesca hoy “inundado” sí, inundado por un embalse denominado “La Llosa del Cavall”. Ese tramo, encajonado por altas paredes de conglomerado me dio muchas jornadas gloriosas de pesca. Pero una de esas jornadas, como digo, fue entre gloriosa y odiosa. Estar delante de un enorme  enjambre de hormigas aladas, cayendo éstas al agua cual gota de lluvia y ver las truchas en un frenesí alocado succionando ejemplar tras ejemplar pone a un pescador taquicárdico. Por fortuna llevaba una imitación en mi caja, pero desgraciadamente solo llevaba “una”. Pase de un enorme momento de pesca a pasar a un estado profundo de frustración. Ellas querían hormigas, dijeron que na de na a cualquier otra cosa de mi caja.

Hasta hace bien poco la pesca con imitación de hormiga no ha sido ni mucho menos la que más he utilizado. Pero algunas jornadas locas me han devuelto a la realidad, incluso pescando sin ver a estos magníficos insectos pululando por el río. Un buen amigo Josep Piguillem alias “Pigui” me decía que las truchas comían hormigas porqué les molaba el “ácido fórmico” que éstas tienen. De ser verdad ¿podríamos decir que las truchas se chutan con hormigas?.

Sobre estas intrigantes criaturas podríamos decir muchas cosas pero me quedo con explicar algunos detalles sobre ellas.

Las hormigas pertenecen al orden de los Himenópteros (Hymenóptera) dentro de la superfamilia Vespoidea, o sea, abejas, avispas, hormigas entre otros muchos. De hecho, en este orden hay más de 100.000 especies. Encontramos dos subórdenes, los Sínfidos (Symphyta) y los Apócritos (Apocrita). Los Sínfidos no tienen “cintura” algo que sí tienen los Apócritos, o sea, abejas, avispas, hormigas. Dentro de los Apócritos tenemos la gran familia de los Formícidos (Formicidae) de los cuales hasta ahora se cree que hay más de 20.000 especies (hormigas) en todo el mundo, aunque clasificadas hay alrededor de 12.000.  En la Península Ibérica y baleares se tienen citadas 271 especies.

Hormiga realista JLQUINTAS

Hormiga realista Joaquín .L. Quintás

Las alas solo aparecen en las hormigas sexuadas, o sea los machos y hembras preparados para aparearse. En los vuelos nupciales, una vez realizada la cópula, el macho perece. Las hembras que han realizado el proceso con “satisfacción” se desprenden de sus alas, procediendo inmediatamente a buscar una zona donde enterrarse para poner los huevos, de las que saldrán las nuevas obreras para crear un nuevo hormiguero. Los apareamientos suelen producirse a finales de verano/otoño. Es recurrente que después de abundantes lluvias y con temperaturas altas veamos aparecer las hormigas aladas. Todo indica que la lluvia al penetrar en la tierra permite o mejora las condiciones para que la nueva reina pueda enterrarse con mayor facilidad. En otras ocasiones parece que son el aviso de que va a llover aunque parece que lo más normal es la aparición post-lluvia.

Hay que saber que hay hormigueros sin reina, en los cuales las obreras son las encargadas de engrosar el reclutamiento del hormiguero, a estas obreras se les llama “garmegates”. También hay hormigueros con diversas reinas. Como vemos un mundo complejo este de las hormigas como en la mayoría de insectos, todo hay que decirlo.

Queda evidenciado y así lo dicen los expertos, que disponemos de una alta diversidad de especies en la Península Ibérica. A los curiosos o los que quieran saber más les recomiendo visitar uno de los links que he consultado (ver obras consultadas). En ese link podréis consultar mapas de citas, distribución de cada especie así como, ver algunas claves de identificación, fotos. Yo que visito Pirineos ya me he quedado por ejemplo con dos especies, aunque hay más, son por ejemplo Formica pratensis (Retzius, 1783) o Formica fusca (Linnaeus, 1758). Eso no significa que desde ya caiga en el error fácil de darme por entendido cuando vaya paseando por prados y ríos del Pirineo. Esta forma de actuar, errónea, es habitual en muchos cofrades los cuales no dudan en identificar muchos insectos sin tener ni tan solo las claves delante. Si alguno desea cuidar la humildad que se vaya de muestreos con algún equipo de entomólogos lo digo por propia experiencia. A la memoria me vienen varios amigos y escenas en las cuales en tono serio y seguro dictaminaron que esa hormiga es una “¡¡Formica rufa!!”… os invito a mirar el mapa de distribución y sus características…

Hormiga realista JLQUINTAS2

Hormiga pescadora propuesta de Joaquín L. Quintás

Sobre el montaje de estas artificiales y a tenor de las especies que tenemos por la península deberíamos tener presente como siempre, tamaño, color, grosor de la imitación. Colores negros o mejor diría negruzcos/grises, rojos y cobrizos suelen ser habituales. También un detalle es que algunas hormigas tienen ciertos “pelos” y otras no. Esto es algo que deberíamos tener presente a la hora de hacer nuestras propuestas de montaje, bueno, si es que tenemos tendencia al mundo semi-realista. Y digo semi-realista a aquellas moscas que montamos con pasión en busca de algún atributo del insecto a imitar, o sea, forma, tamaño, color… Las moscas realistas ya son un tema aparte, las cuales no siempre tienen como objeto la pesca en si mismo. Esto es algo que deseo abordar en otro post. Sea vuestra intención atar una mosca semi-realista, realista o de conjunto os propongo algo sencillo. Coger un pequeño bote (tipo antiguos carretes de fotos) con alcohol al 70% (no hace falta llenarlo). Se puede llevar fácilmente en el chaleco. Si os encontráis una eclosión coger un ejemplar y al bote, luego en casa tendréis un ejemplar real para jugar a “imitar”. Esto evidentemente es útil no solo para hormigas…

IMG_3559

Bote tipo carrete fotos

IMG_3560

Un par de insectos para imitar, entre ellos una hormiga

En este artículo podéis ver cuatro montajes que me han facilitado Joaquín Herrero y Joaquín L. Quintás. Podríamos decir que llevando cuatro o seis propuestas de hormigas tendríamos más que suficiente.  Esto debería permitirnos a priori cubrir un buen número de especies y por tanto, salvarnos ante una eclosión de éstas o bien para pescar al agua.

Hormiga alada negra foam (JHerrero)

Propuesta alada negra base foam de Joaquín Herrero

Obrera marrón parachute Joaquín Herrero

Obrera marrón parachute de Joaquín Herrero

Finiquitando. Todos sabemos que las hormigas mueven muchos peces, desde truchas pasando por barbos y carpas. Puede que sí, que les de un colocón su ingesta pero amigos, si queremos participar de ese momento no dejéis de llevar alguna imitación en vuestra “caja de pandora” o deberéis pasar a tomar infusiones tranquilizantes.

Si os ha aportado algo nuevo, si os ha gustado dar al “me gusta”.

Un saludo y buena pesca,

Autor: Ferran Llargués

 

Algunas obras, webs consultados o de interés:

http://www.hormigas.org/xEspecies/especies.htm  gran base de datos con numerosas citas de hormigas en la Península y baleares. Mapa de distribución, claves… http://es.wikipedia.org/wiki/Formicidae  la Wiki

http://historiasdehormigas.blogspot.com.es/  la obsesión de Dalí con las hormigas

http://www.youtube.com/watch?v=7ONKU-OrAcQ  National Geografic

http://www.youtube.com/watch?v=mBpZz9o0KUs El imperio de las hormigas Biodokumentales

Guía de campo de los insectos de España y de Europa (Michael Chinery, 1997)

http://hormigasamarillas.blogspot.com.es/2013/10/messor-barbarus-vuelo-nupcial-2013.html 

10 Respuestas a “Hormigas, esas amigas que alborotan a los peces…

  1. Buen artículo Ferrán, y muy curiosos algunos datos que desconocía, como la existencia de hormigueros sin reina.
    Algo similar me pasó a mi el día que pesqué mi primer barbo a mosca. Puedes comprender la frustración de ver el río como un herbidero, después de días y días intentando pescar el primero, y que ignorasen los escarabajos, avispas, ninfas… y cualquier mosca que les presentara. Por suerte éstos no suelen ser tan selectivos como las truchas y alguno que otro puede engañar con la imitación de un pequeño tricóptero negro… Desde entonces nunca faltan las hormigas en mi caja.

    Bueno, ya queda poquito para disfrutar otro año más de la pesca con ellas. ¡Un abrazo!

  2. Un artículo sumamente interesante Tito, nunca terminaremos de comprender y aprender de las hormigas y sus posibilidades de ser imitadas para el mundillo de la pesca con mosca. Gracias.
    Paco R.

  3. Tito, otro artículo más que interesante. Siguiendo tu consejo de ayer , hoy probé una negra en parachute, en un 16 (en Hecho) y premio!! Muchas gracias por este magnífico blog y ánimo para tus futuras entradas!!!

    • Me alegro Guli!!! en Hecho te aconsejo utilizar también hormiga en un color cobrizo tirando a marrón. Se agradece el comentario sobre el blog ;-). Un saludo

    • Jordi, una cosa es saber más por la curiosidad que uno tiene y otra es lo que necesitas saber para pescar con ellas. Con llevar unas negras y otras marroncitas vas sobrado ;-). Nos vemos un día de estos. Un abrazo

  4. Interessantisim el tema de les formigues, no creia que hi hagues tant per apendre sobre elles, felicitats pel blog i anims per continuar amb ell, jo estare al cas.

Si te ha gustado ¡¡deja un comentario!! se agradece la interacción ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s