Detrás de las truchas marmoratas

Tenía ganas de tener la posibilidad de ir tras las truchas marmoratas (S. marmoratusCuvier, 1829). Es de aquellos peces que uno desea tentarlos en alguna ocasión. Hace unos años me propusieron ir a verlos, pescarlos en la región de las Dolomitas (Italia). No fue posible, los astros no se conjugaron, es más, podría decir que en esa ocasión se repelieron. Toda la ilusión generada quedo guardada en el cajón de los deseos. Pero por fin, este año una nueva propuesta ha sido viable. He conseguido abrir de nuevo el cajón y en esta ocasión el duende de los deseos de la pesca saltó de forma decidida y eufórica. Eslovenia me esperaba. Un lugar privilegiado en el cual podía tentar a estos maravillosos peces y además, con la posibilidad de conocer más sobre los proyectos de recuperación.

Junto con Agustí Albiol tomamos rumbo a ese hermoso país. Nada más llegar nos llevaron a visitar el centro de recuperación de la trucha marmorata de la sociedad de pescadores de Tolmin. Nos presentaron a su Presidente, Lucian Rejec, al Director técnico, el biólogo  Dušan Jesenšek y a uno de los guardas.

IMG_5153

Lucian Rejec (Presidente de la Sociedad de Tolmin)

IMG_5388

Dušan Jesenšek (Biólogo y director técnico del centro de Tolmin)

IMG_5389

Robert, uno de los guardas (ahí pescar sin permiso tiene más consecuencias que aquí…)

Eslovenia está invirtiendo un importante montante económico para recuperar la trucha marmorata. Para ello implican de forma clara a las sociedades de pescadores las cuales escuchan y actúan mayormente según criterios científicos. Los pescadores locales son conscientes de la importancia de aumentar la población de estos hermosos peces, tanto para el disfrute propio como para el disfrute del pescador extranjero. Realizan un enorme trabajo, el cual ahora miro de resumiros. Como indico, la recuperación de la marmorata redunda en unos enormes beneficios ambientales y económicos. Según nos contaron hay pescadores que se acercan a este país en busca de peces en general, anhelando prender peces de talla más allá de la especie. Pero hay miles de pescadores que se desplazan exclusivamente con el objetivo de prender las famosas marmoratas.

La sociedad de pescadores de Tolmin está compuesta por 400 socios (170 extranjeros). Mueven aproximadamente unos 13.000 permisos anuales (sobre unos 140 km de río) de los cuales el 95% son de pescadores sin muerte. Los permisos de pesca están de media en los 60 euros. Todos esos ingresos de algunos millones de euros son revertidos en las poblaciones de peces. Disponen de un centro de recuperación (acuicultura) de trucha marmorata y tímalo del Adriático. Este centro da trabajo permanente a 6 personas, las cuales además tienen el soporte en momentos de intensidad de diversos voluntarios, unos 16/20.  Repueblan los ríos que gestionan con alevines pero mayormente con huevos embrionados (más de 400.000) que es el sistema que mejor resultado les está dando.

La implicación de esta sociedad de pesca con la recuperación de la trucha marmorata es total. Un ejemplo de ello es que la dimensión para la captura y muerte estaba estipulada en 50 cm. Los mismos socios solicitaron que se realizara un estudio para conocer cual sería el mínimo ideal. El biólogo informó que era 55  cm. Con ese dato, la sociedad de pescadores determino que 60 cm sería la medida mínima para poder sacrificar un ejemplar, 10 centímetro por encima de lo anterior.

Marmorata

Marmorata

La trucha marmorata es Eslovenia estaba en una situación crítica. Solo se pudieron constatar truchas genéticamente puras en unos pocos cursos de agua (ocho zonas)  y todos de difícil acceso. Gracias a la iniciativa de  un centro francés y al soporte de la administración eslovena y las sociedades de pescadores, empezaron a trabajar sobre la genética de las marmoratas.

Uno de los sistemas que están utilizando para recuperar peces autóctonos es la “limpieza” de cursos de agua para eliminar truchas arco-iris, farios e híbridas. La Administración otorga permisos para hacer estas actividades. Para ello, para sacar los peces no deseados se utiliza la pesca eléctrica, realizando diversas campañas durante el año hasta garantizarse que ese río está limpio de otros peces, algo que puede durar incluso dos o tres años según el río. Una vez conseguido, depositan los huevos embrionados de truchas marmoratas. Las truchas ahí van creciendo en el ambiente natural con lo que consiguen truchas genéticamente puras y obviamente salvajes.

También se introducen huevos embrionados (los lavan en el río y entierran en la graba) y alevines en zonas habitadas por arco-iris y otras truchas, como es el caso del río Soča. Con este sistema intentan minimizar el efecto de las fario y las no deseadas hibridaciones mejorando la genética. Con las arco-iris no hay problema ya que no se hibridan con las marmoratas, aunque éstas si compiten por el mismo alimento. Con este sistema y según datos de 2012, han conseguido que la población de marmoratas puras sea mayor que las truchas hibridadas.

La pesca:

La trucha marmorata puede llegar a pesos de 30 kilos. El récord actual en pesca deportiva se estableció hace dos años en el río Soča con un ejemplar de 22,5 kilos de peso y una longitud de 117 cm. Pero se encontró un ejemplar muerto hace unos años que dio 24 kilos y 120 cm.

Marmorata del Soca

Récord actual de marmorata

 

RECORD actual

El afortunado pescador y el presidente de la sociedad de Tolmin con la marmorata pescada 22,5 kilos de peso (Río Soča)

Tuve la oportunidad de pescar algunas marmoratas. En mi caso todas subieron a seca. Otros compañeros sacaron a seca y a ninfa. El guía nos informó que la mayoría de grandes ejemplares que suelen salir cada año son prendidos con streamer. Ojo, hay que decir que en Eslovenia no se autoriza la pesca con dos ninfas, tandems y demás, inclusive queda restringido el usos de indicadores de picada. Solo se permite una sola mosca, sea seca o ninfa.

La picada y lucha de la marmorata es muy similar a nuestras pintonas. Cuando están prendidas suelen buscar el fondo en vez de la lucha al aire, algo que nos tienes acostumbrados las arco-iris.  Son peces fuertes los cuales nos darán bonitas peleas, bueno, algunas soberanas peleas.

Cabezas fuertes, bocas muy bien armadas de dientes, un fenotipo especial que avala su nombre “marmoratas”, buena lucha y pesos y dimensiones que hacen vibrar a todo corazón pescador.

Soča (hembra de marmorata)

Una hembra de marmorata

Ya en casa me he puesto de acuerdo con mi duende de los deseos. Junto con él nos estamos conchabando para volver a pescar esas aguas, esos peces conjugan lo hermoso con lo misterioso.

Un saludo y buena pesca

7 Respuestas a “Detrás de las truchas marmoratas

  1. Hola Ferrán.
    Impresionante artículo y fotos. Se me ponen los dientes largos al verte con esas marmoratas. Felicitarte por las entradas pues por unos segundos nos ayudan a vernos de nuevo en uno de los paraísos para la pesca a mosca.
    Me fascina todo lo que nos cuentas y como tu bien dices puedo corroborar que en Eslovenia la pesca es todo un motor de la economía local (piscifactorías, alojamientos, promoción del destino, guías….) a más de uno daría un paseo por allí para que viese el potencial que no se aprovecha en otros lugares como España…
    Hace ya 5 años que hice mi primer viaje a Eslovenia, han sido ya tres las ocasiones en las que he estado. Y estoy seguro de que pronto regresaré.
    Con todo el cariño del mundo, en otras ocasiones hemos compartido impresiones escritas en artículos de o2natos acerca de la gestión de la pesca y siempre te has posicionado como férreo defensor de la pesca gestionada por las administraciones, sin la existencia de aguas acotadas, de repoblaciones….Pues precisamente Eslovenia es la antítesis de todo esto, me parece cuando menos chocante.
    Ríos como el Idrija, Sava Bohinja y Soca son los más demandados por los pescadores foráneos y en todos ellos se funciona a base de repoblaciones masivas que ayudan a soportar la gran presión de pescadores existente (iris en el Idrija, común, iris y tímalo en el Sava Bohinja y Iris – tímalo en la parte baja del Soca). Sin el uso de las repoblaciones Eslovenia no estaría en el mapa y nadie haría viajes de pesca o de promoción del destino.
    En el río Soca se intentan focalizar a los pescadores en su parte baja, en donde se repuebla masivamente con iris de tamaño y tímalo (todos ellos peces bien formados y criados en condiciones seminaturalizadas). Y el sistema se autogestiona con el precio de los cotos que como tu indicas puede alcanzar precios de hasta 100 euros del Unec.
    Con el tema de las marmoratas seguramente nos irás informando más, pero según tengo entendido las utilizan para repoblar los cauces secundarios y partes altas de ríos como el Soca. Lugares que publicitan menos, con menos presión y dónde llevan a clientes más exclusivos gracias a la figura del guía de pesca….
    Ahora yo me pregunto. En el Pirineo tenemos miles de aguas trucheras y cientos de ríos para la pesca a mosca que nada tienen que envidiar a Eslovenia.
    Yo para nada quiero ese modelo en todos estos ríos, pero de forma puntual no se podrían hacer experiencias piloto similares??
    ¿Qué opinas de ello?
    Un abrazo.
    Adrián Satué

  2. Hola Adrián!!. Disculpa mi tardanza en contestar, precisamente he estado de pateo por el Pirineo aunque solo eso, pateo, en esta ocasión he dejado la pesca aparcada.

    Según me informaron en la familia Tolmin (nombre que reciben las asociaciones) la gestión se está encaminando a la recuperación de forma decidida de su trucha marmorata y el tímalo del Adriático, aunque hay otros peces autóctonos. Las repoblaciones con arcoiris se están centrando cada vez más en zonas con menos probabilidad de recuperación de peces autóctonos, centrando, además, la presión extractiva sobre ellos. Eso me gusta y mucho como bien sabes, soy un convencido que los peces autóctonos tienen mucho juego.

    Su sistema de gestión (recuperación y mantenimiento de peces de cisterna) les genera un elevado ingreso de divisas. Este dinero lo invierten en sus planes de recuperación. Yo solo he podido contrastar lo que hacen la familia Tolmin y otra asociación. Este modelo les funciona, la recuperación de las truchas salvajes van bien, poco a poco van consiguiendo más ríos con peces 100% puros. Trabajan con grandes recursos y con mucho compromiso del voluntariado.

    Aunque sigo prefiriendo la Administración, no me parece descabellado el que pudiera hacerse algo similar aquí. No me enroco en que pueda haber una gestión con más actores y con modelos tipo concesiones, esto es algo que lo he dicho públicamente en muchas ocasiones, incluido consejos de pesca, pero siempre con una gestión basada en datos y control científico.

    Por supuesto que no vería nada mal la realización de una prueba piloto con esas premisas. Para ello deberíamos acotar una zona muy amplia, gestionado, como siempre digo, por o con gente con conocimientos. Esto no sirve para un trozo de río. El Pirineo, como citas, tiene muchos posibles escenarios. Ya me gustaría ver permisos a 3′, 40 ó 50 euros para pescar por ejemplo salvelinos y que ese dinero fuera íntegro a recuperar truchas autóctonas de algún río Pirenaico.

    Si fuésemos capaces de orientarnos todos a recuperar nuestros peces seguro que sería mucho más fácil asimilar actividades colaterales.

    Lo que hace falta es sentarnos todos juntos, ver el problema global y enfocar el esfuerzo en un modelo de gestión útil.

    Muchas gracias por tus comentarios.

  3. Gracias Paco. La verdad es que ha sido un viaje intenso el cual, como digo, espero poder repetir lo antes posible. Me gustaría ir a finales de septiembre u octubre, aguas más difíciles, seguro, pero el paisaje debe ser para estar boquiabierto todo el día.

  4. He leido en la revista aleman Fliegenfischen (de junio 2014) un artuculo sobre el rio Passer en Sudtirol, que los arco-iris constuyen menos una amenazo para los truchas marmoratas que los farios, pq los farios se pueden ibridizar con ellas, los arcos no. Posiblemente pueden convivir, pq sus dietas estan algo diferente. Esto se reporta desde tirol sur / ripo Passer, donde los arco iris se reporoducen al natural. Hay cotos sin muerto y convencionales alli.

    • Es así Ulrich, son menos lesivas para los intereses de conservación en lo concerniente a hibridación. No obstante, las arco-iris compiten por el alimento y también depredan sobre alevines de marmorata, aunque al revés también.

  5. Pingback: Fotos: Una trucha híbrida del río Idrija | Remontando rios·

Si te ha gustado ¡¡deja un comentario!! se agradece la interacción ;-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s